Yoga con Blanca - Clases de Yoga en Madrid > Beneficios  > Como recuperarte con el yoga tras un viaje largo

Como recuperarte con el yoga tras un viaje largo

Éste mes es época de vacaciones, de viajes a ver a la familia o a descubrir nuevos lugares. Los viajes son geniales, pero también agotadores. Horas de coche, tren o avión que hacen que no puedas casi moverte de tu asiento durante horas. Además, si luego quieres hacer visitas a nuevos lugares de los que no te quieres perder nada y pasas horas “pateando” ¡imagínate! Le vas a dar una buena paliza para ese cuerpo serrano que te lleva a todos sitios. Yo esos días, siempre me acuerdo de alguien a quien quiero mucho, que me decía “Qué dura es la vida del turista” jajaja.

Como afecta un viaje al cuerpo

Tras un viaje largo, los músculos del cuerpo están rígidos y doloridos. Las articulaciones duelen. Las piernas y los pies se hinchan.

Sí, tu cuerpo te grita de la fatiga. La parte buena es que puedes ponerle remedio. Te cuento cómo (que para eso estoy aquí 😛 )

Qué asanas de yoga vienen bien tras un largo viaje

Los principales problemas que se tienen tras estar varias horas sentado en un transporte están centrados en las piernas, la espalda y las cervicales. Así que vamos a ver asanas que se centren en estas partes.

Asanas para las piernas cansadas

Los músculos de las piernas, consecuencia de no moverlos durante mucho tiempo, se quedan rígidos, la sangre circula con dificultad lo que provoca retención de líquidos en piernas tobillos. En consecuencia, sientes las piernas pesadas, con dolores y/o calambres. Para aliviar todas estos inconvenientes te propongo dos asanas muy sencillas que puedes hacer en cuanto llegues a tu zona de descanso.

Postura del Guerrero 1 o Virabhadrasana I

Estando de pie, separa las piernas hasta que haya aproximadamente un metro entre ambos pies. Gira el pie derecho 90º hacia la derecha y el izquierdo ligeramente hacia dentro. Dobla la rodilla derecha hasta que quede encima del tobillo derecho y estira la pierna izquierda completamente. Lleva la cadera y el pecho apuntando en dirección de la rodilla derecha y las manos hacia el techo. Mantén de 30 segundos a un minuto y luego repite para el lado contrario.

Mantener bien activas las piernas les va proporcionar movilidad y fuerza ¡Justo lo que necesitan!

postura del guerrero 1

Virabhadrasana I o postura del guerrero 1

 

Postura con las piernas en alto o Viparita Karani

Esta es una postura de inversión restauradora en la que el cuerpo, y sobre todo las piernas, se relajan profundamente aliviando significativamente la congestión de las mismas.

Te recomiendo que hagas la versión simple de este asana. Tumbada boca arriba cerca de la pared, coloca las piernas juntas y estiradas hacia arriba, que se apoyen en la pared. Mantente así durante al menos cuatro o cinco minutos. Sentirás las piernas ligeras y renovadas.

Viparita

Viparita Karani

 

Asanas para una espalda dolorida

Los dolores de espaldas también son muy comunes al estar tanto tiempo sentada, especialmente en la zona lumbar. Hay muchas asanas que ayudan a darle movilidad a la columna vertebral y aliviar estar molestias, tal como te comento en “6 posturas de yoga para aliviar dolores de espalda”, aunque te recomiendo también estas otras dos. Puedes elegir las que más te gusten 😛

Postura del gato o Viralasana

Esta postura sirve para darle movilidad a la columna vertebral de forma suave. Afloja estos músculos y estira el cuello, la espalda y el torso.

Ponte de rodillas, con las manos apoyadas en la esterilla justo debajo de los hombros. Con la inspiración saca el culete para fuera, abre el pecho y llévalo en dirección a la esterilla. Mira hacia el techo. Con la exhalación mete el culete hacia dentro, arquea la espalda cual gato enfadado y mira tu ombligo. Mantén este movimiento de forma lenta durante dos o tres minutos y dale así espacio a las vértebras.

Postura Gato Vaca

Viralasana o Postura Gato

 

Torsión con piernas estiradas o Jathara Parivartanasana

Túmbate boca arriba en el suelo con las piernas estiradas. Abre los brazos en forma de cruz a la altura de los hombros con las palmas de las manos hacia abajo. Sube las piernas rectas hasta que estén perpendiculares al suelo. Baja las piernas estiradas lentamente hacia un lado e intenta que los dedos de los pies queden lo más cerca posible de los dedos de la mano de ese lado. Lleva la mirada a la mano del lado contrario. Pasado un minuto vuelve a subir las piernas a la vertical y repite para el otro lado. Verás como esta torsión te ayudará a relajar la tensión de la columna vertebral.

Torsion columna vertebral

Jathara Parivartanasana o torsión con piernas estiradas.

 

Asanas para las cervicales doloridas tras un viaje largo

Otra de las zonas más castigadas en los viajes largos son las cervicales. Dormitar en un asiento nunca es cómodo. El cuello está durante mucho tiempo en una posición en la que comprime los nervios cervicales. Esto no sólo te da molestias en el cuello, sino que aparecen los temibles dolores de cabeza. Para aliviarlos te doy estas pautas sumamente efectivas.

Postura del bastón o Dandasana

Sentado en una posición cómoda (en una silla incluso), sitúa las manos al lado de las caderas, estira la espada (haz como si quisieras crecer o tocar el techo con la cabeza) y baja los hombros para alejarlos de las orejas. Le das así espacio a las cervicales para que estén más libres. Mantén un minuto y después haz círculos muy lentos con la cabeza hacia un lado y hacia en otro, sin mover las manos ni los hombros.

Dandasana

Dandasana o postura del bastón

 

Postura de la cara de vaca o Gomukhasana

Esta postura también la haces sentada. Estira un brazo hacia arriba, dobla el codo y lleva la mano hacia los omóplatos. Lleva el otro brazo por detrás de la espalda, dobla el codo e intenta cogerte la otra mano. Estira la espalda y crea espacio entre las vértebras alargándote hacia arriba. Al darle movilidad a los hombros y estirar la espalda, le das espacio y relajas la parte alta de la espalda.

manos de gomukasana

Manos de Gomukasana con cinturón.

 

Es cierto que cuando terminas un viaje, cuando sales del coche, de avión o del transporte que hayas elegido, lo que apetece es no hacer nada. Pero créeme, en menos de diez minutos, con estos asanas que te propongo, te sentirás totalmente liberada y en forma para tu próximo paso. Casi como si acabarás de salir de tu casa 😉

Espero que te sirvan y que sigas tu viaje con más ganas aún que al empezarlo.

¡Nos vemos sobre la esterilla!

Blanca

yogaconblanca@gmail.com

Creo que con la ayuda de un buen profesor, puedes descubrirte a ti mismo y comprobar todos los beneficios que el yoga te puede aportar ¿Me dejas que te ayude en este camino?

Sin comentarios

Deja un comentario