portada_10_minutos_recuperar_energia

10 minutos de yoga para recargar energía.

Te levantas, desayunas, te duchas, vas a trabajar, haces alguna compra antes de volver a casa, ayudas a los niños con las tareas del cole, preparas la cena, te sientas un rato en el sofá a ver alguna serie, charlas con tu pareja, ves las redes sociales y a dormir, que mañana toca otro madrugón. Se pasan los días y cada vez cuesta más cada arrancar cada mañana y te vas agotando tanto física como mentalmente.

Finalmente te paras un día y lo tienes claro, hay que cambiar y recargar la batería de alguna forma.

Pues aquí estoy para ayudarte, como un ángel de la guarda (siempre me decía mi abuela esto y, en el fondo, me sonaba algo tenebroso que hubiera un ángel volando espiándome sin yo verlo…).

Te voy a proponer una práctica de yoga de solo 10 minutos para que tanto el cuerpo como la mente recojan esa energía que te falta.

Empieza el día con energía gracias a esta práctica de Yoga

Para ayudarte a empezar el día con más motivación y decirte a ti misma ¡a por todas! te propongo una práctica de yoga de 10 minutos para recargar energía. Está pensada para hacerla cuando te levantes, pero la puedes hacer en cualquier momento del día, cuando sientas que tienes que “enchufarte” y centrarte únicamente en ti.

Respira, es tu momento.

Lo primero que debes hacer es sentarte y respirar profundamente, cerrar los ojos y simplemente respirar. Con el estrés del día a día respiramos de forma superficial y automática, por lo que ahora céntrate en llenar y vaciar los pulmones. Observa el movimiento de la caja torácica. Durante un minuto simplemente respira.

Quizás al levantarte tu mente está ya activa y con mil pensamientos dando vueltas, es como si tu cuerpo estuviera corriendo una media maratón. Pero vas a ayudarla a bajar el ritmo. No pienses en lo que tienes que hacer luego, solo siente como se relaja tu cuerpo.

Serie de yoga para recargar energía

Siéntate en el suelo con las piernas cruzadas y la espalda recta. Mueve los hombros haciendo 5 círculos hacia delante y 5 círculos hacia atrás. Descansa un segundo y haz ahora círculos muy despacio con la cabeza. Primero en una dirección y luego en la contraria.

Postura para relajar el cuello

Movimiento de la cabeza para relajar el cuello.

 

Manteniéndote sentada, Sube los brazos estirados por encima de la cabeza, alarga la espalda. Desde ahí inclínate hacía la derecha alargando el costado izquierdo. Después inclínate hacia la izquierda alargando el costado derecho.

Postura de estiramiento lateral de la columna

Postura de estiramiento lateral de la columna

 

Continúa sentada en la esterilla y estira las piernas hacia delante. Coge un cinturón (o tela alargada que tengas por casa) y ajústalo a la planta de los pies. Con la espalda recta y los brazos agarrando el cinturón, tira ligeramente hacia ti con las manos, de forma que sientas el estiramiento de toda la parte posterior de las piernas. Estas ahora en Paschimottanasana. Mantén la espalda tan recta como puedas mientras llevas la mirada a tus pies. Quizás puedes aprovechar para ver si siguen bien pintadas las uñas 😉

Paschimottanasana

Paschimottanasana o estiramiento intenso posterior

 

Ponte de rodillas en la esterilla y lleva las manos a la cintura. Ves arqueando la espalda, llevando la mirada al cielo. Suelta despacio una mano y llévala a un bloque (o si ya controlas este asana, puedes poner la mano directamente en el talón). Suelta la otra mano y llévala al otro bloque. Abre el pecho y deja caer la cabeza hacia atrás. Siente la fuerza del camello, que así se llama esta postura.

Ustrasana o postura del camello

Ustrasana o postura del camello

 

Deshaz la postura anterior incorporándote y llevando las manos hacia delante apoyándolas en el suelo, que queden justo debajo de tus hombros. Pasa el brazo derecho por debajo de tu cuerpo hasta que quede completamente apoyado en la esterilla. Deja también la cabeza que descanse en la esterilla y estira hacia delante la mano izquierda.
Aprovecha esta suave torsión de la columna para ir despertando los sentidos. Deshaz esta torsión y repite para el lado contrario.

Postura de torsion suave de la columna vertebral

Postura de torsión suave de la columna vertebral

 

Con los pies y las manos bien apoyados en el suelo, levanta la cadera estirando la espalda. Las piernas las puedes ir estirando y flexionando para hacer esta asana del perro boca abajo (Adho mukha svanasana) debajo de forma dinámica, de forma que te permite estirar suavemente la espalda y las piernas sin cansarte.

Adho mukha svanasana

Variantes de Adho mukha svanasana o postura del perro boca abajo

 

Anda con las manos en dirección de los pies. Si llegan al suelo manteniendo las piernas y la espalda rectas, estupendo. Si no es así, pon las manos en un par de bloques a los lados de los pies y estira las piernas. Lleva la mirada hacia tus piernas y estírate en Uttanasana. Para deshacer esta postura, levanta el cuerpo lentamente, arqueando la espalda hasta estar completamente erguida.

Uttanasana

Uttanasana

 

Estando de pie, separa las piernas hasta que haya aproximadamente un metro entre ambos pies. Estira los brazos paralelos al suelo. Gira el pie derecho 90º hacia la derecha. Dobla la rodilla derecha hasta que quede encima del tobillo derecho y estira la pierna izquierda completamente. Lleva la mirada hacia la mano derecha. Mantén de 30 segundos a un minuto y luego repite para el lado contrario. Siente la fuerza de la guerrera dentro de ti.

Virabhadrasana 2 o Postura del guerrero 2

Virabhadrasana II o Postura del guerrero 2

 

Tumbada en el suelo, estira los brazos por encima de cabeza. Lleva las rodillas al pecho y muévelas suavemente hacia los lados para relajar piernas y espalda. A continuación abraza las rodillas y aplastar la espalda contra la esterilla. Puedes quedarte así el rato que necesites (con control, que queda mucho día por delante 😉 )

Postura para relajar espalda

Postura para relajar espalda

 

Finalmente llegas a Savasana. Ha llegado el momento de que el cuerpo se relaje y sienta como se mueve energía por su interior. Descansa un minuto en esta asana y calma la mente para afrontar el resto de la jornada con ganas.

Savasana

Savasana

 

La práctica de estas asanas es una forma sencilla y efectiva para poder recuperar la energía. Son sólo 10 minutos que tendrán un gran efecto tanto en el cuerpo como en la mente. Empezarás el día con otro punto de vista, con más vitalidad y las pilas a tope 💪

Espero que disfrutes de tu sesión de yoga.

Nos vemos sobre la esterilla.

Blanca

yogaconblanca@gmail.com

Creo que con la ayuda de un buen profesor, puedes descubrirte a ti mismo y comprobar todos los beneficios que el yoga te puede aportar ¿Me dejas que te ayude en este camino?

Comentarios:

  • Rosa

    7 agosto, 2019 at 10:32 pm

    Te gustará

Deja un comentario