Yoga con Blanca - Clases de Yoga en Madrid > Beneficios  > Los beneficios del yoga durante el embarazo

Los beneficios del yoga durante el embarazo

El embarazo es un momento en tu vida en el que necesitas hacer acopio de energía extra. Llegar con fuerza al momento del parto y cuidar del bebé, es lo más importante en esta etapa.

Seguramente te preguntarás si es seguro estar activa durante el embarazo o si tienes que tomar ciertas precauciones.

El yoga es una herramienta maravillosa que favorece el buen desarrollo del embarazo y el bienestar del bebé. Tiene multitud de beneficios tanto para ti, como para el recién nacido. Te cuento cuales son:

Beneficios que aporta el yoga a las mujeres embarazadas

El yoga es uno de los ejercicios más adecuados para realizar durante el embarazo. Se recomienda especialmente el yoga para mujeres embarazadas porque además de ser una actividad física de bajo impacto, tiene múltiples beneficios tanto para la madre como para el bebé.

  • Fortalece y tonifica los músculos, lo que te ayudará tanto en el momento del parto como en la recuperación.
  • Mejora tu postura, así evitas dolores de espalda.
  • Mejora la fuerza de las piernas para soportar mejor el peso que ganarás.
  • Flexibiliza las caderas ayudando especialmente en el momento del parto para que sea menos doloroso.
  • Aumenta la capacidad pulmonar ya que aprendes a respirar conscientemente. Esto te servirá especialmente en el momento del parto.
  • Aprendes a relajarte y a gestionar el estrés.
  • Fortalece el suelo pélvico.
  • Mejora la circulación de la sangre, lo que hará llegar mejor los nutrientes y el oxígeno a tu bebé.
  • Ayuda a dormir y descansar mejor.
  • Aumenta la energía, lo que te hará tener un mejor estado anímico.

El yoga durante el embarazo te va a ayudar a gestionar de forma positiva todos los cambios que se están produciendo tanto en tu cuerpo como en tu entorno.

Cuando empezar a practicar yoga en el embarazo.

Una gran noticia: ¡Puedes practicar yoga desde el primer día!

La práctica de yoga durante el embarazo se hace de forma suave, con movimientos lentos y controlados. Durante las asanas se incide mucho en la respiración y en la observación del cuerpo. Todo ello hace que, si no hay contraindicaciones médicas, se pueda realizar yoga durante todo el embarazo.

Si eres una mujer acostumbrada a hacer yoga u otro tipo de deporte, tu cuerpo agradecerá que sigas practicando. Necesitas seguir fuerte para los cambios que se aproximan. Si por el contrario no has realizado antes muchos ejercicios, estos meses son un momento ideal para empezar a hacer yoga.

Iniciarse en una actividad como el yoga en un momento tan importante como un embarazo es mucho más fácil, ya que empezarás con movimiento no exigentes que harán que aprendas a escuchar tu cuerpo y tu respiración (desde el primer día del embarazo hasta el momento de dar a luz).

¿Y después del parto? Pues ya has creado un hábito que te dará tanta vitalidad para ti y para tu mini yogui, que no vais a querer dejar nunca 😉 Serás una mamá con mucha energía para dedicarle a la nueva personita que ha llegado.

Primer trimestre.

Este trimestre es especial, acabas de recibir la buena noticia. Es el momento de empezar a preparar tu cuerpo para lo que está por venir.
Durante estos meses, es importante fortalecer piernas y espalda, esto te va a ayudar a soportar mejor el aumento de peso del bebé que vendrá.
No te puedes olvidar de empezar con técnicas de relajación y respiración que te serán muy útiles en el momento del parto.

Segundo trimestre.

Del cuarto al sexto mes de embarazo ya tienes que soportar más peso que antes. En estos meses es mejor hacer la práctica orientada a aliviar el dolor de espalda, seguir tonificando las piernas y empezar a preparar las caderas. Empezarás a practicar con la ayuda de cojines o almohadas para ayudar a tu cuerpo a soportar el peso extra del bebé y mantener su seguridad en todo momento.

Es posible que este trimestre empieces a dormir peor, te pongas a pensar en todo lo que hay que preparar antes de que llegue el momento, etc. ¿Te suena? Pues mi recomendación es que metas en tu rutina diaria técnicas de relajación y respiración para reducir toda esa ansiedad.

Tercer trimestre.

Has llegado a recta final del embarazo. Según has ido ganando peso, tu capacidad para moverte se ha ido reduciendo. Para evitarlo, hacer asanas para flexibilizar las caderas te va a ayudar enormemente en el momento del parto.

En este trimestre hay que controlar mucho el esfuerzo que haces con las piernas para no cargarlas. Trabajar con una pelota de fitness te puede ayudar a tonificar las piernas sin cargar todo tu peso en ellas.

Y uno de los puntos más importantes en este momento. En este trimestre vas a estar más nerviosa por la llegada de tu mini yogui. Es normal, pero hay que estar preparada también para ello. Es importante ahora centrarte en realizar cada día pranayamas (ejercicios de respiración) para que tanto tú como tu bebe estéis preparados y relajados en el día más importante. 🧘‍♀️

 

Te explicaré en otro post asanas concretas para cada trimestre. Estate atenta que te van a venir muy bien 🙂

 

Contraindicaciones de la práctica de yoga durante el embarazo.

Aunque el yoga es uno de los mejores ejercicios para practicar durante el embarazo, como cualquier actividad física, hay ciertas cosas que es mejor evitar para trabajar de la forma más segura posible.

Lo primero de todo y más importante es que tu ginecólogo no te haya dicho que está contraindicado en tu caso. Cada mujer y cada circunstancia son únicas. Pregúntale sin miedo, él sabe que es lo mejor para tu cuerpo y para tu hijo.

  • Hacer cada postura de forma cómoda y segura. Si tienes que salir varias veces del asana y volver a entrar de nuevo, ¡hazlo! Lo importante es no forzar el cuerpo.
  • Adaptar la práctica al trimestre en el que estés. Hay asanas que podrás hacer al principio, pero que en el séptimo mes no es recomendable. Haz caso a tu instructor de yoga. Adapta la práctica a tu cuerpo.
  • Evita clases de yoga que se realicen a altas temperaturas (como Bikram yoga). Mejor haz Hatha yoga y combina con Yoga Nidra para descansar.
  • Evita posturas que compriman el vientre. Está totalmente contraindicado hacer posturas que requieren trabajo abdominal. Lo importante ahora es dejar espacio libre para que crezca el futuro yogui.
  • Evita posturas que estés tumbada sobre la espalda a partir del segundo trimestre. Esto podría crearte o aumentar el dolor de la zona baja de la espalda.
  • Evita las torsiones más profundas. A partir del segundo trimestre no se recomiendan porque pueden comprimir los vasos sanguíneos y nervios que llegan al útero.
  • No hacer nunca posturas tumbadas boca abajo. La barriga no puede apoyarse en el suelo ni soportar ningún peso.
  • Evita posturas invertidas. Si nunca has practicado yoga, estas posturas requieren mucha práctica y no se deben empezar a aprender en este estado.

 

Consejos

Lo más importante durante estos meses es que cuides de ti y de tu bebe. No solo físicamente, también es fundamental mantener una tranquilidad mental y emocional. Realiza muchos ejercicios respiratorios para calmar la mente. Medita y observa que te pide tu cuerpo.

Y sobre todo, ¡disfruta de esta maravillosa etapa! 🧡

 

Espero que te sirvan estos consejos y que lleves tu embarazo de la forma más sana y segura.

Si tienes cualquier duda, ¡pregúntame! Estaré encantada de resolverla.

¡Nos vemos en la esterilla! 🕉

Blanca

yogaconblanca@gmail.com

Creo que con la ayuda de un buen profesor, puedes descubrirte a ti mismo y comprobar todos los beneficios que el yoga te puede aportar ¿Me dejas que te ayude en este camino?

Comentarios:

Deja un comentario