Yoga con Blanca - Clases de Yoga en Madrid > Asanas  > HALASANA O POSTURA DEL ARADO

HALASANA O POSTURA DEL ARADO

El nombre de esta postura proviene del sánscrito, “hala”: arado, “asana”: postura. Es decir, la traducción literal es la postura del arado.

Es una postura invertida ya que se queda la cadera y el corazón más alto que la cabeza. Esto hace que sea una postura muy beneficiosa para rejuvenecer el sistema nervioso.

 

¡AL LÍO! CÓMO HACER LA POSTURA DEL ARADO

Halasana es una postura básica. Se puede hacer desde el primer día en que empiezas a practicar. A pesar de eso, yo creo que antes debemos tener integradas otras posturas más sencillas cómo Uttanasana, Adho mukha o Paschimottanasana.

 

1.- Empieza tumbada boca arriba en tu esterilla. Respira profundamente y relaja el cuerpo.

Tumbada en la esterilla

 

2.- Eleva las piernas rectas y la cadera. Apoya las manos en la cadera (entrando en Viparita Karani)

Viparita Karani o postura del gesto invertido

 

3.- Lleva los pies y las piernas rectas hacia el suelo por detrás de la cabeza. Lentamente, como te enseño abajo en el vídeo. 👇

Media-halasana

 

4.- Una vez que los pies toquen en suelo, suelta las manos y llévalas en dirección a la esterilla. Pueden estar las manos juntas con los dedos entrelazados, o sueltas y apoyadas en la esterilla, lo que más cómodo te resulte.

Halasana o postura del arado

También pueden llevar las manos en dirección a los pies y tocarlos, pero esta variante ya es más avanzada, por lo que no te recomiendo que lo hagas hasta que no domines bien la postura.

Si no llegas a tocar con los pies el suelo, deja las manos en la espalda (a la altura de las dorsales, a media espalda) y las piernas completamente estiradas.

5.- Una vez que has apoyado los pies en el suelo por detrás de la cabeza, haz fuerza con ellos hacia el suelo para estirar las piernas y elevar la cadera. De esta forma se estirará por completo la espalda y el cuello y los hombros se liberan de cualquier tensión que pudiera haber.

 

 

6.- Para deshacer la postura, apoya lentamente la espalda (vértebra a vertebra). Si hace falta, ayúdate con las manos para sostener la cadera y activa bien el abdomen

 

BENEFICIOS DE HALASANA

Este asana es muy bueno para estirar la columna vertebral, y con ello mejorar la postura. Al tener estiradas las piernas, actúas alargando los músculos isquiotibiales. También fortaleces los brazos, ya que tienen que cargar con el peso de todo el cuerpo.

Estimulas los órganos abdominales al estar “hecha una bolita” y mejoras la digestión.

Otro de los beneficios es que ayudan a liberar tu mente del estrés y a liberarte de la fatiga.

CONTRAINDICACIONES DE HALASANA

Como con cualquier asana, hay que tener ciertas precauciones para realizarla y evitarla si tienes ciertas dolencias.

Evita hacerla si tienes dolores de cabeza, cuello y hombros. Tampoco si has tenido o tienes alguna lesión en las vértebras cervicales.

En el caso de que estés embarazada, mejor no hacerla, sobre todo en el tercer trimestre.

Tampoco deberías hacerla si tienes la tensión alta. Al llevar la cadera por encima de la cabeza, llevas toda la sangre hacia la cabeza, y esto subiría la presión sanguínea.

Y si tu caso es que aún te falta algo de flexibilidad para realizarla completa, puedes usar una silla o la pared para apoyar los pies.

Ya ves que es un asana sencilla, pero que hay que tener cuidado al practicarla para poder obtener todos sus benéficos. Dale tiempo a tu cuerpo y a tu mente mientras vas profundizando y aprendiendo.

Sigue practicando. ¡Nos vemos en la esterilla! 🙏🏻

Blanca

yogaconblanca@gmail.com

Creo que con la ayuda de un buen profesor, puedes descubrirte a ti mismo y comprobar todos los beneficios que el yoga te puede aportar ¿Me dejas que te ayude en este camino?

Sin comentarios

Deja un comentario