Yoga con Blanca - Clases de Yoga en Madrid > Rutinas  > Dolor de cervicales, las posturas de yoga que te ayudan a eliminarlo
Portada yoga para cervicales

Dolor de cervicales, las posturas de yoga que te ayudan a eliminarlo

La tensión cervical o en el cuello es una de las dolencias más comunes. Muchas de mis alumnas en clase me dicen que les duele el cuello especialmente después del trabajo.

Las malas posturas ayudan a que estos dolores aparezcan. Si a ello le unimos el estrés, tenemos la combinación perfecta para tener el cuello rígido, con dolores intensos y que, además, pueden derivar en dolor en los hombros, contracciones musculares en la espalda y dolores de cabeza.

El yoga te puede ayudar a eliminar el dolor de cuello y cervicales.

La práctica de yoga incluye muchas asanas que ayudan a mover el cuello en todas sus direcciones. Lo que se consigue con estos asanas es alinear la cabeza con la columna vertebral y así dejar que su curvatura normal provoque menor tensión en los discos intervertebrales.

Al mismo tiempo, como te comentaba en el artículo de las 6 asanas de yoga para aliviar los dolores de espalda, también el yoga ayuda a que los músculos de la espalda y el cuello estén más sanos y fuertes, lo que te ayudará a mantener una postura más saludable en tu día a día.

Asanas de yoga para aliviar la tensión de las cervicales

Para ayudarte a eliminar esa molesta tensión cervical, te propongo estas posturas de yoga. Si las haces de forma habitual, en poco tiempo notarás los beneficios que tienen en tus molestias.

Bharadvajasana o postura de torsión sentada

Esta torsión es muy simple, y te ayuda darle más resistencia a la zona cervical.

La puedes hacer sentada en la esterilla dejando las dos piernas dobladas al lado derecho y dejando que las rodillas estén alineadas. Coloca la mano izquierda en el suelo detrás de la espalda y la mano derecha en la rodilla izquierda. Exhala mientras giras hacia la izquierda con la columna recta.

Con la inspiración vuelve al centro y repite para el lado contrario, manteniendo den ambas ocasiones al menos 30 segundos.

Postura de torsión sentada

 

Bhujangasana o postura de la cobra

Con la postura de la cobra ayudarás a tu espalda a abrirse. Haces que tu columna esté más flexible y elástica cada día al tiempo que relajas los hombros y el cuello.

Tumbada en la esterilla boca abajo, con las manos apoyadas justo debajo de los hombros. Estira bien las piernas y cuando exhales, haz presión con las manos y eleva tu tronco hacia arriba. Cuando ya hayas hecho la extensión de la espalda, lleva la cabeza también hacia atrás y la mirada hacia arriba.

Recuerda que aquí es muy importante que alejes todo lo posible los hombros de las orejas, de esta forma le das espacio al cuello y a las cervicales. Si para ello tienes que dejar los codos doblados, hazlo.

También debes dejar los codos pegados al cuerpo y una vez ahí, mantén al menos 20 o 30 segundos. Cuando la vayas a deshacer, exhala y lleva tu abdomen, pecho y cabeza hacia la esterilla.

Postura de la cobra

 

Adho mukha svanasana o postura del perro boca abajo

Con la postura del perro boca abajo fortaleces la espalda, lo que hará que disminuyan los dolores de cuello y hombros.

Apoya en la esterilla las rodillas y las manos. Eleva la cadera todo lo arriba y atrás que puedas y estira la espalda. Mantén la cabeza relajada y respira lentamente. Lo más importante al entrar en el perro boca abajo es relajar el cuello, deja que la cabeza caiga libre y sin tensión. Además, es recomendable hacer una ligera rotación externa de los hombros, de esta forma dejas que el cuello esté aún más libre (y feliz 🤩).

Postura del perro boca abajo

 

Balasana o la postura del niño

Por último, esta maravillosa postura para descansar. En balasana descansas todo tu cuerpo y liberas el estrés y la ansiedad.

Entra lentamente en la postura. Ponte de rodillas en la esterilla (o incluso en la cama), siéntate en los tobillos y ves inclinando todo el cuerpo hacia delante. Apoya la frente en el suelo o, si no llegas de forma cómoda, coloca un cojín justo debajo de la cabeza. Deja los brazos relajados a los lados del cuerpo con los dorsos de las manos en la esterilla y procura que toda la columna vertebral esté alineada y relajada.

Puedes mantenerla de uno a cinco minutos mientras respiras lentamente.

Postura del niño

 

Además de estos asanas, te dejo esta rutina de yoga para que practiques en casa, te ayudará a tener una espalda fuerte y a mejorar tu postura diaria.

Y recuerda que aquí tienes más rutinas de yoga para practicar cuando quieras.

 

Practica y cuéntame cómo te sientes. ¿notas menos tensión?

Blanca

yogaconblanca@gmail.com

Creo que con la ayuda de un buen profesor, puedes descubrirte a ti mismo y comprobar todos los beneficios que el yoga te puede aportar ¿Me dejas que te ayude en este camino?

Sin comentarios

Deja un comentario