Yoga con Blanca - Clases de Yoga en Madrid > Rutinas  > Yoga para fortalecer los glúteos
Portada Yoga glúteos

Yoga para fortalecer los glúteos

Estás de acuerdo conmigo en que tener un culazo 🍑 te ayuda a lucir mejor esos pantalones o el vestido que tienes en el armario, ¿Verdad? Pero cuidar la musculatura de los glúteos no sólo te ayuda con la apariencia estética, sino que también te proporciona una disminución en los dolores de espalda y una corrección de la postura corporal.

Los glúteos son una de las partes del cuerpo que tienden a acumular grasa, pero si haces determinados asanas y eres constante, puedes conseguir fortalecerlos y tonificarlos.

¿Cuál es el truco? Practicar cada día. Solo te llevará 10 minutos hacer estos 5 asanas que te propongo. Vamos a verlas.

 

Asanas para fortalecer los glúteos

Para tonificar los glúteos y darles firmeza, voy a enseñarte varias asanas. Con ellas vas a trabajar toda la musculatura implicada para marcar culazo. Desde el mismo glúteo, hasta las piernas y la espalda. Y es que esta es otra de las cosas geniales que tiene la práctica de yoga; con cada asana se trabajan muchos músculos del cuerpo.

 

Utkatasana o postura de la silla

En la postura de la silla tienes que imaginarte que vas a sentarte, pero sin llegar a hacerlo. Dobla las rodillas, baja la cadera y queda el culazo en el aire (como cuando vas a un baño público y no quieres tocar la taza del wc 🤭) y deja la espalda recta ligeramente inclinada hacia delante. Por último estira los brazos hacia arriba.

En esta postura se tonifican y fortalecen principalmente los glúteos y los cuádriceps. Puede que las primeras veces que te sientes en esta bonita silla te cueste mantenerte. Pero si la sigues haciendo de forma constante en tus rutinas de yoga, verás cómo podrás llegar a estar sentada hasta un minuto.

Postura de la silla en el parque

 

Virabhadrasana III o Postura del guerrero 3

Esta variante de la postura del guerrero tiene muchos beneficios, entre otros activar y fortalecer glúteos y piernas. Al estar trabajando con el equilibrio (que en ocasiones es un desafío), tu mente se concentra en la pierna que tienes en el suelo y en no caer. Pero ¡no tengas miedo a caer! este desafío te va a ayudar a trabajar tu fuerza interior y a equilibrar y fortalecer la espalda y los abdominales. ¡Eso sí! Haz la postura para ambas piernas, que trabajes los dos lados del culazo por igual 🧐

Postura del guerrero 3 en el parque

 

Levantar pierna desde la postura del gato

Desde la postura del gato (Marjaryasana) estira la pierna derecha hacia atrás. Activa los glúteos (bien fuertes) y sube la pierna todo lo que tu flexibilidad te permita. Baja despacio la pierna hasta que quede el pie a unos 5 cm del suelo y vuelve a levantar la pierna estirada. Repite este movimiento al menos 10 veces con cada pierna y luego descansa.

Verás que, si practicas esta postura de forma habitual, en una semana ¡vas a notar los cambios! 😲

Postura del gato con pierna elevada

 

Eka Pada Adho Mukha Svanasana o Postura del perro de tres patas

Esta postura es una variante del perro boca abajo. En este caso es imitar a los perretes cuando van a hacer pipi. Desde la postura del perro boca abajo levanta estirada una pierna todo lo arriba que puedas manteniendo la cadera apuntando al suelo. Con este asana trabajas mucho con los isquitiobiales y glúteo de la pierna que levantas. No te olvides de repetir la postura para ambas piernas. 😉

Postura del perro boca abajo a tres patas

 

Setu bandhasana o Postura del puente

La postura del puente es otro de los asanas que te ayudan a fortalecer piernas y glúteos. La puedes hacer más sencilla si es de las primeras veces que practicas yoga, o estás un poco cansada. O puedes avanzar un poco más en ella y fortalecer mucho más los glúteos y las piernas. Para ello lleva las manos a las caderas y eleva una pierna recta y bien estirada hacia arriba.

Repite luego con la otra pierna y, cuando termines, abraza tus rodillas aplastando la espalda en la esterilla.

Postura del puente con pierna arriba

 

Y tras todas estas posturas, date unos minutos para dejar que tu cuerpo descanse y asimile el trabajo que has hecho. Puedes descansar en Balasana o en Savasana.

Practica estas asanas de forma habitual ya que cuánto más practiques, más resultados tendrás. Escucha a tu cuerpo y no tengas prisas. Al fin y al cabo, el culazo lo vas a mantener a partir de ahora ¿verdad? 🧐

¿Me cuentas qué tal te ha ido? ☺️

Blanca

yogaconblanca@gmail.com

Creo que con la ayuda de un buen profesor, puedes descubrirte a ti mismo y comprobar todos los beneficios que el yoga te puede aportar ¿Me dejas que te ayude en este camino?

Sin comentarios

Deja un comentario